Novedades científicas

Filtrar por Categoría
Filtrar por Categoría

Resistencia a antibióticos podría ser la principal causa de muerte

Las bacterias podrían acabar con la humanidad. Investigadores de las ciencias de la vida advierten un escenario de ciencia ficción basado en hechos. Sería al estilo de “La Guerra de los Mundos” de H.G. Wells pero en lugar de marcianos, con seres diminutos. 


En los últimos años las bacterias han venido desarrollando la capacidad para soportar los antibióticos. Y aprendieron rápido.

Desde 1928 que se descubrió la Penicilina, millones de vidas se han salvadas, y el promedio de esperanza de vida pudo extenderse 20 años a partir de esa arma contra las enfermedades, pero las bacterias se están haciendo inmunes.

Es un problema grave a nivel mundial. Investigaciones científicas señalan que en países con más alto consumo, las bacterias son más resistentes.

La Organización Mundial de la Salud ha consignado en noticias en la ciencia que para el año 2050 habría 10 millones de muertes atribuibles a la resistencia de las bacterias a los antibióticos. Esto es más letal que el cáncer y más rápido que lo que han hecho todos los padecimientos cardiacos juntos.

En Latinoamérica estamos particularmente atrasados en el tema. Sólo Argentina hizo un estudio sobre la resistencia a los antimicrobianos y ya cuenta con un plan de acción a través de la regulación de la comercialización de antimicrobianos y el control de infecciones. En México los antiobióticos apenas dejaron de venderse sin receta hace menos de una década y hay países que a estas alturas todavía no ponen restricciones.

Los datos son aún más escalofriantes. Entre 10 y 40 de cada 10 mil pacientes, adquieren bacterias que ya resisten a los antibióticos más poderosos que hay disponibles en las farmacias.

Sólo para ponerlo en perspectiva, la bacteria Staphylococcus aureus antes sólo era hallada en hospitales, pero al verter sus desechos al drenaje público, los millones de gérmenes se han hecho resistentes.

Algo así ocurrió recientemente en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde fueron detectadas cepas resistentes a los antibióticos en ríos y lagunas donde se llevaron a cabo competencias.

El drama es complejo, pues no sólo es resultado de la automedicación, sino también de malas prácticas de la industria de la alimentación, pues el 80 por ciento de los antibióticos que se usan en países considerados como desarrollados, son para estimular el crecimiento de los animales o para prevenir infecciones. Estados Unidos, Brasil y China son punteros en estas prácticas.

El problema radica en la evolución de las bacterias, que están haciéndolo más rápido y mejor que la humanidad misma.

New Call-to-action

¿Cuáles son los nuevos requisitos de la FDA para exportar alimentos?
Investigadores combaten enfermedades parasitarias

About Author

MC Antonio Camacho
MC Antonio Camacho

Especialista de producto

Related Posts
Spin Finish - Aplicaciones en fibras y tejidos artificiales parte 1
Spin Finish - Aplicaciones en fibras y tejidos artificiales parte 1
DSC, DMA y Reometría rotacional; una caracterización completa de PTFE
DSC, DMA y Reometría rotacional; una caracterización completa de PTFE
Factores para considerar para el óptimo cuidado de mi secuenciador
Factores para considerar para el óptimo cuidado de mi secuenciador

Comment

Subscribe To Blog

Subscribe to Email Updates