Novedades científicas

Filtrar por Categoría
Filtrar por Categoría

Noticias en la ciencia: relación entre la contaminación y las alergias

La contaminación ha impactado severamente en el aumento de las alergias, tanto en México como a nivel global.
La Sociedad Mexicana de Alergia e Inmunología ha informado recientemente que la contaminación urbana es un factor de riesgo que aumenta las probabilidades de padecimientos respiratorios y alergias. El riesgo alcanza inclusive a personas que estadísticamente no muestran predisposición a estos padecimientos.

Datos de la Sociedad Mexicana de Neumología arrojan que los casos de enfermedades respiratorias, incluyendo asma y alergias, se han duplicado en los últimos 15 años, y que 30% de las enfermedades infantiles están asociadas al medio ambiente. Las cifras aumentan entre niños de ciudad.

El deterioro del aire contribuye a una mayor incidencia de la crisis de asma, la enfermedad crónica más frecuente en los niños. Casi un millón de niños menores de cinco años muere al año por neumonía en todo el mundo. Las enfermedades más frecuentes son el asma y las infecciones respiratorias.

El aumento de alergias alimentarias entre menores también es preocupante y su vinculación con los contaminantes es cada vez más visible. El 5% de los niños menores de tres años son alérgicos a uno o más alimentos. Los alimentos más comunes que generan intolerancias son la leche, el huevo, el trigo, el pescado, el cacahuate y otros frutos secos. 

Las noticias en la ciencia señalan que si bien la relación entre contaminación y alergias no ha sido un tema suficientemente abordado en el ámbito científico, las investigaciones muestran evidencia de una mayor cantidad de proteínas alergénicas en el polen presente en ciudades y zonas altamente contaminadas. Las partículas que emite la combustión de diesel, al tocar los granos de polen, facilitan su llegada a las vías respiratorias.

Un planeta en problemas

El cambio climático también afecta negativamente los ciclos vegetales de polinización.

Por ahora, son pocas las cifras que concretan un problema alarmante, como es el aumento de dolencias infantiles por causas ambientales. La perniciosa influencia que ejerce la contaminación sobre la salud de las personas es un hecho difícil de demostrar por las ciencias de la vida.

Las noticias científicas sí exponen que uno de los factores más críticos es tráfico vehicular. Contaminantes como los óxidos de nitrógeno, el dióxido de azufre, el monóxido de carbono y el ozono, favorecen la aparición de síntomas y complicaciones en niños asmáticos.

Múltiples afectaciones

Las partículas contaminantes también tienen un efecto directo en los enfermos cardiovasculares. Además, hay evidencia de que la proliferación de productos químicos altera los sistemas endocrino e inmunológico, y cuantos más metales haya en el ambiente, más riesgo hay para nuestro aparato respiratorio.

Informar a la población de los riesgos y ayudar a prevenir los efectos nocivos es una labor imperativa de las políticas públicas de salud.

El control ambiental y el refuerzo del sistema inmunológico son claves para atajar problemas orgánicos emergentes en la infancia como el asma, la intolerancia alimentaria o la sensibilidad química.

En términos de acciones concretas conviene no abusar de productos químicos en casa y en el trabajo, así como evitar contacto con espacios peligrosos para la salud.

Proceso de acreditación para un laboratorio de calibración
Ventajas del acero pintado rolado en frío en muebles para laboratorio

About Author

MC Antonio Camacho
MC Antonio Camacho

Especialista de producto

Related Posts
Espectroscopia RMN: caracterización de moléculas
Espectroscopia RMN: caracterización de moléculas
Calidad de suelos en los cultivos de agave
Calidad de suelos en los cultivos de agave
Medición del peso molecular de polímeros
Medición del peso molecular de polímeros

Comment

Subscribe To Blog

Subscribe to Email Updates