Novedades científicas

Filtrar por Categoría
Filtrar por Categoría

Cómo seleccionar campanas de laboratorio que sean adecuadas y seguras

No importa el tipo de laboratorio que sea, el humo no puede permitirse. Así que por seguridad, debemos contar con una buena campana de laboratorio.

¿Y qué hace bueno a un extractor? ¿Cómo consigo el ideal para mi entorno? ¿Cómo se hace una instalación de una campana de laboratorio?

Sin importar el giro que tenga en el laboratorio, es importante eliminar el riesgo para el personal.

El gran problema es que el humo contiene toxinas, agentes cancerígenos y sustancias que pueden impactar en el organismo.

El sistema hepático, renal y nervioso son los más vulnerables, por lo que es imprescindible instalar sistemas de extracción para campanas de humo que garanticen no sólo la seguridad del personal, sino también la confiablidad de los resultados.

Los agentes químicos que se desprenden en experimentos y pruebas deben salir del laboratorio, ya que suelen ser corrosivos y dañar desde las membranas mucosas hasta la piel.

Pero no es algo aleatorio: las campanas de laboratorio deben cumplir con las normas establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras organizaciones reconocidas.

Lo primero que se debe considerar en la compra de este tipo de muebles para laboratorio es que no haga circular el aire contaminado nuevamente en el área y que tampoco produzca turbulencias.

Los estándares ayudan a facilitar la selección de los muebles de laboratorio de calidad para así no exponer al personal a riesgos contra su salud.

Solo por mencionar los más importantes, estos son los estándares que deben cumplir los extractores de humo en el diseño de laboratorio.

A) Certificación UL 1805, certifica la parte eléctrica, mecánica y flujo de aire. 

B) Certificación SEFA 1.2 de la Asociación de Equipamiento y Mobiliario Científico (Scientific Equipment and Furniture Association), que reúne los estándares integrales para la fabricación de campanas de extracción de gases.

C) Certificación NFPA 45 de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (National Fire Protection Association, de Estados Unidos),  es una norma avalada para evitar riesgos de flamabilidad.

D) Certificación ASHRAE-110-1995 de la Asociación Americana de Ingenieros en Calor, Refrigeración y Aire Acondicionado, que pone las bases para realizar pruebas de calidad y desempeño.

E) Certificación ANSI/AIHA Z9.5 del Instituto Americano Nacional de Estándares (American National Standards Institute), vigila que los estándares del aire en el área de trabajo sean seguros para la salud del trabajador.

Solo considerando estos parámetros tendremos auténticas soluciones para laboratorio en nuestras manos.

 

¿Cómo administrar el inventario de tu laboratorio?
Cuando las noticias en la ciencia llegan a Hollywood

About Author

Adriana Sámano
Adriana Sámano

Líder de proyectos

Related Posts
Los 8 criterios para un diseño de laboratorio II
Los 8 criterios para un diseño de laboratorio II
Buenas prácticas para laboratorios de control de calidad de productos farmacéuticos
Buenas prácticas para laboratorios de control de calidad de productos farmacéuticos
¿Qué debo considerar para el diseño, construcción y acondicionamiento de mi laboratorio?
¿Qué debo considerar para el diseño, construcción y acondicionamiento de mi laboratorio?

Comment

Subscribe To Blog

Subscribe to Email Updates