Novedades científicas

Filtrar por Categoría
Filtrar por Categoría

La presencia de microplásticos en los sectores de pesca y acuicultura

En los últimos años, los microplásticos se han convertido en un problema ambiental marino global, ya que afectan negativamente a los ecosistemas costeros y marinos y potencialmente dañar la salud de los seres humanos.

En este blog te hablaremos un poco de los miscroplásticos desde la perspectiva de la pesca y la acuicultura fundamentado en literatura científica, además de las técnicas de análisis más usadas en este ambito, sin más que decir comencemos…

Citando una frase celebre, comencemos por el principio, ¿Qué son los microplásticos?, recordemos que plástico es un término genérico que abraca una amplia gama de materiales a base de polímeros, que se caracterizan por diferentes propiedades químicas y físicas. Estos polímeros se mezclan con diferentes aditivos para mejorar su rendimiento para su uso a nivel global. Según las propiedades requeridas en el producto final (si requerimos que sea un plastificante, antioxidante, retardante de llama, un estabilizador de UV, lubricantes o un colorante). Existen varios tipos de plástico, sin embargo, la producción mundial se basa en cinco de ellos:

  • Polietileno
  • Polipropileno
  • Policloruro de vinilo
  • Poliestireno
  • Tereftalato de polietileno

Ya recordada esta información ahora centrémonos en la pregunta inicial los Microplásticos; estos son pequeñas párticulas y fibras de plástico, actualmente no existen estándares establecidos para determinar el tamaño máximo de una particula, pero, según la FAO, podemos considerar generalmente que el diámetro de una particula es inferior a los 5 mm. Esta clasificación abarca nanoparticulas que constituyen fragmentos de menos de 100 nm2. Y se clasifican en gran medida por sus caracteristicas morfológicas (tamaño, forma y color). Esto es un factor importante para el estudio de los microplásticos, pues nos indica la medida en que los organismo pueden verse afectados.

Conoce más sobre el análisis de microplásticos Da clic aquí

Inicialmente, los microplásticos provenían de la abrasión, degradación y la fragmentación física de fuentes de origen terrestre. Más recientemente, la fabricación de microplásticos y nanoplásticos ha exacerbado aún más su presencia en el medio ambiente y sus riesgos potenciales. Es por este segundo punto que vemos una clasificación de estos;

  • Los microplásticos primarios, que se fabrican intencionalmente de un cierto tamaño, tales como los granulados, polvos y abrasivos domésticos e industriales. Los podemos ver como exfoliantes y abrasivos industriales. A menudo, están hechos de polietileno (PE) o polipropileno (PP).
  • Los microplásticos secundarios, provenientes de la degradación de materiales más grandes, ya sea por su fragmentación (como bolsas de plástico, materiales de embalaje de alimentos y cuerdas) o las emisiones de microplásticos durante el transporte terrestre (la fuente más importante es la abrasión de los neumáticos de automóviles en uso).

Ahora bien, ¿cómo llegan los microplásticos a los sectores de pesca y acuicultura?, bien pues, estos sectores suelen usar mucho plástico durante sus actividades, ya sea por los aparejos de pesca, jaulas, boyas, cajas y materiales de embalaje para el transporte y la distribución del pescado y productos pesqueros, incluso en la construcción y manteniminto de embarcaciones, entre otros. Tenemos que dejar en claro que por la falta de estudios analíticos no hay datos cuantitativos sobre la contribución de este sector al aporte total de microplásticos en el medio marino, no obstante existe un potencial de peligro alto del cual debemos comenzar a centrarnos y esto es por su impacto ambiental del cual hablaremos a continuación.

Se ha observado que más de 220 especies diferentes ingieren desechos de microplásticos en condiciones naturales. Excluyendo aves, tortugas y mamíferos, el 55% son especies (de invertebrados a peces) que tienen importancia comercial, tales como los mejillones, las ostras, las almejas, el camarón pardo, la cigala, las anchoas, las sardinas, los arenques del Atlántico, el estornino del Atlántico, las macarelas, las bacaladillas, el bacalao atlántico, la carpa común y la corvinata amarilla, entre otros. Hasta el momento tan solo se han detectado microplásticos en el tracto digestivo (es decir, los intestinos), generalmente en pequeñas cantidades. Escasos trabajos científicos han examinado el impacto ecológico de los microplásticos a nivel poblacional o de comunidades en ambientes acuáticos, por lo que existe un conocimiento limitado sobre la capacidad de los microplásticos para alterar los procesos ecológicos y faltan pruebas directas de la transferencia trófica de estos en poblaciones silvestres. Los estudios experimentales realizados en entornos controlados demostraron que los plásticos convencionales y biodegradables de gran tamaño pueden afectar a la riqueza de las especies, así como al número total de organismos y a la productividad primaria de los hábitats. Mientras que los efectos nocivos de la ingestión de microplásticos generalmente expuestos a niveles muy altos de concentración que exceden los niveles ambientales actuales en varios órdenes de magnitud (bajo tales condiciones y frente a una exposición crónica) se observó que los microplásticos afectan negativamente la fecundidad, la supervivencia larvaria y el desarrollo adecuado de los organismos estudiados.

También los microplásticos se han encontrado en diversos alimentos consumidos por seres humanos (como cerveza, miel y sal de mesa). Sin embargo, la mayoría de los estudios científicos existentes tratan de su presencia en mariscos, convirtiéndolos en la fuente mejor conocida de microplásticos a los cuales se expone el ser humano. A pesar de que los filetes de pescado y los peces grandes son dos de los productos más consumidos de la pesca, estos no constituyen las fuentes más probables o significativas de microplásticos, dado que no se suelen consumir los intestinos de los mismos, donde se encuentra la mayoría de los microplásticos. Sin embargo, las pequeñas especies de peces, los crustáceos y los moluscos que se consumen enteros, sin eliminar los intestinos, representan la principal fuente de preocupación con respecto a la exposición a microplásticos a través del consumo de productos pesqueros y acuícolas.

New call-to-action

Ahora bien, ¿cómo podemos comenzar con un análisis adecuado?, ¿qué técnicas analíticas son esenciales para comenzar mis investigaciones de microplásticos? Estas dos preguntas las responderemos a profundidad en nuestro próximo blog, mientras tanto, aquí te dejare un diagrama representativo donde expresa las técnicas analíticas más utilizadas para el análisis de microplásticos, proporcionada por Grupo Shimadzu.

analisis de microplasticos

Si requieres de alguna asesoría gratuita o alguna duda técnica, escríbela en los comentarios o contáctanos, estamos aquí para ayudarte en cada uno de tus proyectos.

¿Qué hace Analitek ante la pandemia del COVID-19?

Recuerda que seguimos en Home Office, puedes contactarnos a través del chat de nuestra página web, redes sociales o a los correos jnacianceno@analitek.com y analitek@analitek.com

Seguimos trabajando ante esta contingencia dándote las mejores herramientas para tus proyectos, con la mejor experiencia en contenido digital. Porque sabemos que tú puedes cambiar al mundo en Analitek...

Tu éxito es nuestra pasión

Referencias

  • EFSA (European Food Safety Authority). 2006. Opinion of the Scientific Panel on Contaminants in the Food Chain on a Request from the Commission related to DDT. EFSA J., 433: 1-69.
  • 2008. Polycyclic aromatic hydrocarbons in food: Scientific opinion of the Panel on Contaminants in the Food Chain. EFSA J., 6(8):724, 114 pp. doi:10.2903/j.efsa.2008.724
  • 2011. Scientific Opinion on Polybrominated Diphenyl Ethers (PBDEs) in Food. EFSA J., 9(5): 2156
  • 2012. Update of the monitoring of levels of dioxins and PCBs in food and feed. EFSA J., 10(7): 2832, 82 pp. doi:10.2903/j. efsa.2012.2832
  • 2015a. Scientific Opinion on the risks to public health related to the presence of bisphenol A (BPA) in foodstuffs: Part I − Exposure assessment. EFSA J., 13(1): 396
  • Hann, S., Sherrington, C., Jamieson, O., Hickman, M., Kershaw, P., Bapasola, A. & Cole, G. 2018. Investigating options for reducing releases in the aquatic environment of microplastics emitted by (but not intentionally added in) products. Final Report. London/Bristol.

 

Por qué la RMN supera al análisis químico húmedo de recubrimientos líquidos
Anisotropía; un concepto fundamental para el diseño de piezas compuestas de alto rendimiento

About Author

MC Antonio Camacho
MC Antonio Camacho

Especialista de producto

Related Posts
Anisotropía; un concepto fundamental para el diseño de piezas compuestas de alto rendimiento
Anisotropía; un concepto fundamental para el diseño de piezas compuestas de alto rendimiento
Por qué la RMN supera al análisis químico húmedo de recubrimientos líquidos
Por qué la RMN supera al análisis químico húmedo de recubrimientos líquidos
Preparando su instrumento de Absorción Atómica AA para apagar
Preparando su instrumento de Absorción Atómica AA para apagar

Comment

Subscribe To Blog

Subscribe to Email Updates