25_AGOSTO_CUENTAS_CON_UN_BUEN_MANEJO_DE_CONTROL_DE_CALIDAD_DE_LOS_ALIMENTOS.jpg
25 ago
2016

Cómo garantizar la calidad y seguridad alimentaria en el laboratorio

Las buenas prácticas de laboratorio exigen atender dos aspectos imprescindibles: la seguridad y el control de calidad.

Todas las certificaciones en materia de seguridad alimentaria están dirigidas al mejoramiento de la calidad de los alimentos.

El programa de control de calidad que lleves a cabo deberá abarcar aspectos tanto internos como externos en los laboratorios. No existe un programa omnipotente y universal para todos, y menos en lo que a control de alimentos se refiere. Todo radica en el tipo de producción, las regulaciones propias del entorno y hasta los objetivos.

Para que los usuarios sigan mejores prácticas dentro de un laboratorio es necesario que sean incluidos en el diseño y elaboración del programa.

Se trata de un mecanismo para garantizar que la producción sea de la más alta calidad. Y esto parte desde la información generada y su fiabilidad. El hilo conductor habrá de ser la confianza en todas las operaciones que sólo se logra con procesos documentados, monitoreados y controlados.

El tema de la documentación es una de las áreas de oportunidad de la mayoría de los laboratorios, pues los registros no son algo que permanezca mucho tiempo y generalmente cada usuario tiene sus propias bitácoras.

La aplicación del modelo tendrá que ser constantemente actualizada, monitoreada y notificada para no poner en riesgo la totalidad.

Cada laboratorio tiene una demanda distinta de requisitos y está sometido a organizaciones y marcos regulatorios que básicamente toman en cuenta estos elementos:


  • 1. Que se trate de un método validado
  • 2. Que tenga procesos estándar
  • 3. Que la calibración y mediciones sean exactos y continuamente supervisados
  • 4. Que haya al menos una evaluación externa

Si la evaluación o acreditación es realizada por un validador internacional debe tener la actualización visible o a la mano. Ya que no es lo mismo una certificación de hace un lustro que una vigente. Las condiciones cambian todo el tiempo.

La administración, organización, entorno, mantenimiento, manipulación, calibración, procesos, capacitación control de calidad y seguridad, deben estar perfectamente registrados y respaldados.

Otro aspecto fundamental es la auditoría, ya que aquí suelen reflejarse los problemas más grandes, pues en la rutina de las actividades se pueden perder los detalles.

Todo debe armonizar entre ciencia y administración, factores que no pueden ir separados bajo ninguna forma.

Una vez que se hayan conciliado los intereses de ambas partes, se puede comenzar con el proceso de asignación de recursos, ya sea de manera anual o semestral.

New Call-to-action

La vida en el laboratorio
Compartir:
Sobre el Autor
Joel Garza
Joel Garza

Gerente de ventas Rekner

El contenido de esta publicación es brindado por el autor y no representa la posición de la empresa respecto al tema

Comentarios