Novedades científicas

Filtrar por Categoría
Filtrar por Categoría

¿Cómo afecta a la salud no tener un intestino sano?

La salud intestinal es decisiva para el equilibrio del organismo por lo que los factores que lo alteren, pueden perturbar al cuerpo por completo. El sistema digestivo está compuesto por múltiples procesos hidroelectrolíticos, de reabsorción y resorción que mantienen la nutrición a nivel celular y corporal.

 Un término de reciente conocimiento mediante las noticias de la ciencia, es la microbiota, antes conocida como “microflora intestinal”. Es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino, contiene 100 trillones de microbios y puede llegar a pesar alrededor de 2000 gramos. Lo más relevante es la especificidad humana que posee.

 En general todos los humanos tienen exactamente la misma microbiota, pero solo consta de un tercio del total de ella. Los dos tercios restantes, son formas únicas de cada persona. Fue importante su descubrimiento científico para realizar investigaciones asociadas a enfermedades o padecimientos que actualmente condicionan la calidad de vida y poder ser usado como método probable en la prevención de ellas.

 Acciones que pueden alterar o mejorar la función de la microbiota, se mencionan a continuación.

Existe una teoría sobre el desequilibrio de la microbiota relacionada con la absorción deficiente de nutrientes, por su acción sintetizadora de vitaminas en el intestino. El metabolismo humano se ve comprometido cuando no recibe el aporte suficiente de nutrientes, desarrollando enfermedades carenciales como lo es la anemia.

 Sorprendentemente, la alteración de la microbiota también ha sido relacionada con la ganancia de peso exagerada. Científicos muestran que una “mezcla equivocada” de microbiota puede desarrollar obesidad y diabetes desde el nacimiento. Actualmente está en estudio animal el empleo de probióticos como tratamiento en ratones obesos, ya que el resultado no ha sido del todo significativo por la importancia de mantener una alimentación equilibrada.

 Asimismo la microbiota está asociada con el cerebro, que es uno de los órganos más importantes de nuestro sistema por su función reguladora de hormonas y transmisión de señales a todo el cuerpo. El sistema nervioso entérico (intestinal) consta de infinitas redes nerviosas, tantas que puede funcionar aislado del cerebro, inclusive es llamado “el segundo cerebro”. Los ejes intestino-cerebral incluyen funciones emocionales y cognitivas, de ahí deriva la importancia de si llegase a existir una alteración a nivel intestinal, las señales pueden ser interrumpidas y el estado de ánimo puede ser comprometido. Por lo que una dieta pro biótica como los alimentos fermentados, ricos en antioxidantes y fenoles, y ácido láctico propician a nutrir la microbiota y evitan el compromiso de nuestro bienestar.

¿Cuáles son las 10 tendencias tecnológicas en el mundo de la ciencia?
¿Cómo se relaciona el equipo y la seguridad en el laboratorio?

About Author

MC Antonio Camacho
MC Antonio Camacho

Especialista de producto

Related Posts
Diagnóstico, monitoreo y vigilancia epidemiológica de COVID-19
Diagnóstico, monitoreo y vigilancia epidemiológica de COVID-19
Co-infecciones: infección de múltiples patógenos y su detección
Co-infecciones: infección de múltiples patógenos y su detección
Omics y Multi-omics: Las Ciencias ómicas y el enfoque multi-ómico
Omics y Multi-omics: Las Ciencias ómicas y el enfoque multi-ómico

Comment

Subscribe To Blog

Subscribe to Email Updates