Novedades científicas

Filtrar por Categoría
Filtrar por Categoría

Salud: "Dieta del arcoíris" como prevención del cáncer

Conforme crecemos, la alimentación se va haciendo cada vez más importante para nuestro desarrollo y metabolismo. Desde el comienzo de la vida, nuestra alimentación fué a base de macronutrientes, algunos en mayor proporción que los demás como las proteínas. Así entonces la alimentación forma parte de nuestro combustible diario, y sin él nuestro desarrollo no sería capaz de progresar.

 Las ciencias de la vida nos dicen que otra de las funciones de la alimentación, es la prevención de enfermedades. Existen múltiples manejos y tratamientos de enfermedades que pueden ser prevenidos con una alimentación balanceada. Tal es el caso del cáncer, que probablemente sus causas son un tema de controversia, sin embargo, en distintos estudios se ha comprobado la eficiencia de una alimentación equilibrada sobre efectos preventivos en él.

 Recientes innovaciones científicas dictaron que la dieta del arcoíris es la combinación de frutas y verduras consumidas por sus colores. El objetivo es consumir cada color desde el rojo hasta el morado todos los días de la semana en proporción a lo adecuado para peso y talla de la persona. Todo alimento que maneje dicha gama de colores, actuará de manera antioxidante inhibiendo y reparando el daño celular por la actividad cancerígena. Inclusive, es reconocido que la insuficiencia dietética es la causa principal del cáncer colorrectal y prostático por lo que se comprueba que un plan de alimentación equitativo y variado es la clave para prevenir el cáncer.

 Como ejemplo de color en la dieta arcoíris, se encuentra el blanco. Sus propiedades naturales purifican la sangre, desintoxican el hígado y regulan la actividad celular saludable. Los champiñones constan de dichas características y son de fácil acceso en un supermercado.

 Por parte del color verde, es uno de los fundamentales para regular las hormonas asociadas con el hambre como la grelina, mejorar los niveles de insulina, e inhibir los compuestos pro-inflamatorios que dan lugar a la enfermedad. La clorofila, uno de los principales componentes de las plantas, regula positivamente las vías de desintoxicación y proporciona beneficios de cicatrización de heridas para dañar el tejido. Se pueden encontrar en el aguacate, acelga, lechuga, col rizada, espinacas, manzanas y arúgula.

 Los colores azul y morado pueden ser encontrados en una variedad de alimentos similares. Las antocianinas son responsables de su pigmentación y tienen propiedades que ayudan a prevenir el daño genético, estimular la apoptosis en las células cancerosas, reducir la inflamación e inhibir la actividad del cáncer, como la proliferación celular incontrolable. Estos colores los encontramos en las berenjenas, arándanos, ciruelas, coles rojas, arándanos, zarzamoras y patatas dulces de color púrpura.

 Así mismo, cada color que se vea al momento de comprar nuestra comida, debe intentarse seguir estas recomendaciones. Si bien, aunque no tengamos factores predisponentes para desarrollar cáncer, una alimentación desequilibrada puede llegar a dichos extremos. Por lo que es importante subrayar lo esencial que es la alimentación saludable en nuestro día a día sin importar que padezcamos o no una enfermedad.

New Call-to-action

¡Conoce lo más importante para la instalación de un laboratorio!
¿Conoces las características más importantes sobre el DMA-80?

About Author

Delia Serna Guerrero
Delia Serna Guerrero

Especialista en aplicaciones

Related Posts
¿Cómo la FDA agiliza la revisión de las pruebas diagnóstico para combatir el COVID-19?
¿Cómo la FDA agiliza la revisión de las pruebas diagnóstico para combatir el COVID-19?
COVID-19, México: Vigilancia centinela y la oportunidad de pruebas rápidas y confirmatorias
COVID-19, México: Vigilancia centinela y la oportunidad de pruebas rápidas y confirmatorias
Genómica single-cell y la investigación en cáncer
Genómica single-cell y la investigación en cáncer

Comment

Subscribe To Blog

Subscribe to Email Updates