16_AGOSTO_CUALES_SON_LOS_ACCIDENTES_MAS_FRECUENTES_EN_UN_LABORATORIO_Y_QUE_HACER_EN_CASO_QUE_SE_PRESENTE_ALGUNO.jpg
16 ago
2016

Accidentes frecuentes en laboratorios y cómo resolverlos

Los accidentes ocurren y aunque existen maneras de evitarlos, hay factores que los mantienen presentes a pesar de que sea máxima la seguridad en el laboratorio.

Las buenas prácticas de laboratorio comienzan y están encaminadas a defender este factor.

Desde cortes y heridas, hasta quemaduras, salpicaduras o ingesta de productos; estos son los accidentes más frecuentes que ocurren en este sitio cuando no se respetan los protocolos de accidentes en laboratorios.

Aquí tienes una guía para saber qué hacer en casos de emergencia.

Quemaduras

Con fuego: Verter alguna solución acuosa para detener el proceso, luego aplicar alguna pomada especial y vendar para evitar infecciones.

Con ácidos: Retirar la prenda o la parte de la prenda que tenga el ácido y neutralizar con agua, enseguida colocar una solución de hidrógenocarbonato sódico.

Con álcalis: Neutralizar con agua o ácido acético. Enseguida secar y cubrir con vendas. Aplicar pomada previo a la cobertura.

Cortadas

  • 1. Lavar con jabón neutro y agua.
  • 2. Aplicar agua oxigenada, cubrir con gasas, algodón y vendas.
  • 3. Acudir al hospital si persiste la hemorragia o si la herida quedó contaminada por alguna sustancia u objeto.


Salpicaduras en ojos

Mantener los ojos abiertos lo más posible mientras se lavan con agua abundante. Debe penetrar el líquido en párpados y de ser posible, usar una bañera ocular con una disolución de ácido úrico al 1 por ciento.

Ingesta de sustancias

En todos los casos se requiere atención médica. No se debe ingerir nada más, ni inducir al vómito. La leche de magnesia o el ácido acético sirven para neutralizar ácidos o álcalis corrosivos.

Solo si hay la certeza de que se trata de arsénico, es recomendable el vómito seguido de ingesta de abundante agua salada.

En caso de que sea Mercurio o derivados también se sugiere provocar el vómito metiendo los dedos en la boca hasta tocar la campanilla. El antídoto universal es 2/4 de carbón activo, 1/4 de ácido tánico y 1/4 de magnesio.

Si se ingirió Plomo o algún derivado, se administra un vaso de agua con 30 gramos de MgSO4· 7 H2O, que también puede ser sustituido por leche de magnesia. Aquí también es pertinente el vómito y la ingesta del mismo antídoto que se usa contra el Mercurio.

Aunque parezcan sencillas, estas recomendaciones las debe saber de memoria cualquier elemento del personal, o en su defecto, el responsable del uso del equipo de laboratorio. Recordemos que no hay nada más importante que salvar la vida o integridad de los usuarios.

Da click y descarga

La vida en el laboratorio
Compartir:
Sobre el Autor
Joel Garza
Joel Garza

Gerente de ventas Rekner

El contenido de esta publicación es brindado por el autor y no representa la posición de la empresa respecto al tema

Comentarios